Exprime la vida

Mi inicio de semana empieza como habitualmente: abro mi cuaderno para recoger las primeras ideas del día, aún un poco adormecidas, y me encuentro con una imagen y una frase que dice: “Exprime la vida”. Lo primero que me viene a la cabeza es esa costumbre tan arraigada de recordarnos aquello que no hemos hecho y deberíamos hacer (¡Ay, los deberías!): “¡No he tomado el zumo de naranja en el desayuno, con lo sano, equilibrado y nutritivo que es!… por no tomar no he tomado ni desayuno, un café rapidito, ¡es que con este calor….!”

arteterapia-gestarte-exprime-la-vida
¿Cómo lo haces?

Tras esta disertación mañanera, que no ocupa más de un par de minutos, me vuelve de nuevo la frase: “Exprime la vida”, y como si estuviera en la butaca de un cine, veo mi vida pasar y se hila un nuevo discurso: “¡Claro que exprimo la vida!, no desaprovecho ni un minuto.” ¡Guau!, ¡fin de semana!, aprovechamos y salimos a la sierra. Sin saber cómo, el maletero del coche se llena, principalmente de los “porsi”: por si vamos a hacer senderismo (mochila, bastones, botas, gorro….), por si alquilamos unas piraguas (bañador, crema solar, toalla…) y los “porsi” van tomando forma. Y así es, hacemos una ruta de senderismo, también nos damos un paseo en bici, nos juntamos los amigos y hacemos una barbacoa… y en este momento pienso: ¿exprime la vida?, más bien ¡la vida me exprime a mí! ¿A vosotros también os pasa?

En este momento escucho un sonido de gong, es mi móvil, tengo una aplicación que me recuerda que tengo que respirar (¡otra vez los deberías!, ¡eh! pero en esta ocasión es por una causa: “mindfullness”), me la pasaron en un curso intensivo que hice este verano aprovechando mi tiempo de vacaciones.

Y de repente me veo envuelta en un ataque de risa, sí de estos de los que no puedes parar, como cuando éramos pequeños y nos daba la risa justo en los sitios que había que estar más calladitos. Cuando al fin paro de reír, me doy cuenta que esta risa ha sido una manera sabía que mi cuerpo ha tenido para soltar todo ese “zumo” que se ha ido exprimiendo y que, bajo una apariencia saludable, esconde otra realidad: la necesidad de escucharme un poco más, ¿me apetece… o no? ¿qué quiero hacer? ¿qué no quiero hacer? ¿qué necesito?…

Por eso, creo que voy a dejar de lado el “Exprimir la vida” y lo voy a cambiar por “Sácale jugo a la vida” un jugo que recoja la esencia, que sea nutritivo y saludable.

¿Te apuntas?

Manolo Garcia – Exprimir la Vida (Lyric Video)

Exprime la vida
Etiquetado en:            

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies